lunes, septiembre 19, 2005

Una persona completa

Desde que nacemos se nos indica de alguna manera que somos seres incompletos que requerimos de un complemento para al fin encontrarnos bien, no importa cuanta gente tengamos a nuestro alrededor, necesitamos contar con una pareja amorosa, que nos abrace, nos apapache, nos comprenda, nos apoye, bla bla bla.
.
Padres y hermanos, por muy unidos que se encuentren, no llenan ese vacío que se tiene dentro, ya que debe de tratarse de alguien (últimamente ya no) del sexo opuesto, la idea es poner a funcionar un nuevo núcleo familiar y tener hijitos; si la vida de alguna persona no cubre estas características de nacer, crecer, reproducirse y morir, prácticamente pasó en balde por este mundo, no importando lo que hagamos en el resto de nuestra actividad.
.
Así que, pasamos algunos años de nuestra vida buscando a ese ser semipercefcto a nuestros ojos, con la idea de cumplir la obligación social de formar un hogar, para aquellas personas que no cumplen el objetivo es muy frustrante llegar a la vejez encontrándose solas por que no hay con quien convivir los últimos años de vida, pensar en estar en algún asilo de ancianos con otros "desconocidos" que tal vez sí formaron una familia puede llegar a verse como una desgracia total.
.
No quiero decir con esto que sea bueno estar solo, pues el tener al lado al ser amado, la pareja soñada (o no soñada tal vez, pero casi-ideal) muy probablemente sea motivo de gran gozo, sin embargo, como en todo, es cuestión de enfoques que, al no tenerla, se pueda ser aun completamente feliz.
.
La situación es, que se despeje esa idea de que me encuentro incompleto(a) hasta tener una persona que me acompañe en este trayecto.
.
Hace algunos días, mientras disfrutaba los dos únicos programas de televisión que de verdad trato de estar en casa para verlos (y aun así llevaba mas de tres semanas olvidándome de ellos), que esa idea se clavo en mi cabeza.
.
Uno de ellos trataba sobre las almas gemelas: hay quienes se pasan la vida buscando el alma gemela, que, ni aun cuando se traza y se encuentra tal cual se formó en nuestra cabeza, es seguro que vaya a funcionar, pues también hay quienes dicen que deben ser polos opuestos; lo que al final me enseña que la única forma de que funcione es aceptando las diferencias que entre ambas personas existan, si quien nos acompañará el resto de nuestros días es otro humano, no podemos esperar perfección en él, cierto?
.
Entonces, debido a las constantes fricciones que hay entre hombres y mujeres, sin contar el rol que juegan en la sociedad producto de siglos y siglos de tradiciones, y sin tomar en cuenta el lado animal que poseemos; contactar a nuestra alma gemela y peor aun, que esa persona sepa al estar con nosotros que es nuestra alma gemela, es muy, muy difícil.
.
Al final, vi entonces que no necesariamente tenemos que encontrar absoluta copmenetración con una persona del otro (bueno, ya no es requisito) sexo, sino que podemos disfrutar ampliamente de nuestras experiencias, de nuestra vida, de lo que día con día nos sucede, probablemente podamos tener relaciones amorosas, pero si nuestra alma gemela es un hermano o hermana, un amigo, algún pariente, podremos dejar de lado esa complicadísima tarea y dedicarnos a disfrutar la relación amorosa que podamos tener, no esperando que una enorme lista de requisitos sean llenados, sino que de esta manera se volvería mucho más sencillo encontrar alguien con quien compartir, siendo así las cosas, únicamente habría que ponerse de acuerdo en lo más indispensable, dependiendo ya de cada quien: fidelidad, limpieza, honradez, criterio, formalidad, etc etc... exigir algunas de estas u otras... al fin que si no lo encuentra, podrá disfrutar de relaciones no tan duraderas sin sentirse terriblemente mal y despreciado por no ser lo suficientemente bello, inteligente y apuesto como para merecer que otra persona se fije en él o ella.
.
Con lo anterior se obtiene la seguridad deseada, pues la persona se sabe completa y es feliz por ello, de tal manera, que si al llegar a viejo, va a dar a un asilo de ancianos y comparte con otros que se casaron y tuvieron descendencia, no habría tal choque emocional, pues sabrá que su propia vida no se basó en la reproducción, sino en el disfrute (sin llegar al deprave) de la misma.
.
Absurdamente, quien se siente completo es buscado por el resto, ya que el encontrarse entero da una seguridad tremenda, fortalece a la persona, y esto por consecuencia, atraerá a las demás.
.

3 comentarios:

Anónimo dijo...
Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
ciber dijo...

Siempre hay un roto para un descosido, o un moretón para el golpe, o los chocorroles vienen en bolsita de dos. La idea es que cuando llega es cuando menos esperas, lo demás te prepara para esa persona especial, pues no te mata sino que te fortalece, y así vas viendo que es lo que quieres en la vida. ¿Que buenas fumadas me aviento no?

Rossette dijo...

Qué crees que vi ayer? chocorroles solos... sí, un chocorrol por 2.5 apoco no se te antoja jejeje.

Y sip, seguimos viendo que es lo que queremos en la vida :)

be happy!!