jueves, agosto 18, 2005

Como no barro...

Muy probablemente, la razón más poderosa por la que desearía tener conmigo mi carrito hermoso (que vendí para poder comenzar mi negocio) es para no tener que ir caminando por la calle en la búsqueda de un taxi o lo que es peor, ir a tomar el camión....

No es por el olor de la gente, ni por la señora que va enojada por que ya no sabe que hacer con tanto hijo escandaloso, no por como maneja el chofer o el lamentable estado en el que se encuentran las unidades, aunque todo lo anterior me molesta (unas cosas más y otras no tanto), lo que en realidad me puede enfadar antes de que llegue a mi destino es el chiflerío y los "piropos" que le dicen a uno en el camino.

Algo que me sorprende, es que hay gente que toma el piropo como parte del folklor mexicano, ya que para mi gusto, esto que se vive es el degenere de tal, pues hasta para dar un buen piropo se requiere un poquito de clase e imaginación.

Sucede que salgo de casa, llego a la tienda y saliendo, los albañiles que están en la casa de enfrente chiflan y dicen cosas, sigo caminando, pasa un taxi y como no me subo, entonces libremente me grita no se que, prosigo con el avance, cruzo la calle, la bici que va pasando, continuo, hay gente que se queda viendo pero pues esa no molesta tanto, dependiendo por supuesto, de la mirada que lance y MUY IMPORTANTE si viene caminando de frente a mi, que no se me venga encima por favor... hay algunos que quieren asustar los muy... y pareciera que van a acorralarte, pero bueno, para eso traigo mi gas pimienta jojojo, continua la caminata (ya por fin casi llego!!!) tengo que bajar la velocidad pues viene un "carrito de mulas" y se en el fondo de mi que voy a arrepentirme por esperar a que pase para cruzarme, me detengo y el distinguido conductor (como me imaginé) me dice otras-no-se-que-tantas-cosas, cruzo la calle, la cual es de doble sentido y el sr del carrito de mulas da vuelta y me lo topo de frente y me vuelve a decir lo mismo (que la verdad no le entendí, pero sonó igual que antes de pasarme al otro lado), trato de no hacer gestos de ningún tipo pues no quiero darle el gusto de demostrarle mi molestia, llego por fin a la terminal y espero a que llegue mi autobús mientras pasan taxis, carros comunes, bicicletas y otros camiones y no falta quien grite cualquier cosa; subo a "mi camión", llego por fin a mi destino, tengo que cruzar la calle y argh!!!!! otro que viene en una camionetilla fea me dice cosas...

Y no es que sea yo aracely arámbula, estos tipos le gritan a todo lo que se mueva y que no le sea censurado usar falda, ¿quinceañeras o cuarentonas? da igual.

Cabe mencionar, que es difícil saber que fue lo que gritaron, por qué? pues por que hace años que no escucho lo que dicen, alguna vez me dijeron algo taaaaan desagradable que decidí no prestar nunca más atención, y he logrado que mis oídos dejen de funcionar en ese preciso momento, pues de verdad que es rarísimo que ahora les entienda lo que dicen, así de desagradables y asquerosos pueden llegar a ser los hombres, que pena.

Hay ocasiones, en las que me encantaría alzar mi mano y levantar el dedo medio con singular fuerza, mientras les hago algún gestillo de "toma infeliz" con la cara, o decirles lo que se "merecen" pero ¿para que? si con ello lograra que por lo menos sintieran un poco de vergüenza y recapacitaran en su modo de expresarse tal vez valdría la pena, pero su madre les adulo tanto que se sienten semidioses, sin tomar en cuenta (claro!), que seguramente tienen por ahí a su "amorcito" que les chulea y los hace desesperar con tanto beso y abrazo que como buenos hombres (machos) "se merecen".

Sí, no importa que el monstruo nazca siendo monstruo, si le dicen que es bello se lo creerá y no habrá quien le saque de ahí en mucho tiempo, asi que, no hay impedimento para que aun y cuando tal vez no tenga ni refrigerador en casa y apenas sepa leer y escribir, el poseedor de un carrito de mulas (creerá que) tendrá todas las posibilidades de que en un descuido voltee y le diga: amor mío! como había deseado conocer alguien como tú! mua mua.

bah!

Aunque claro... este no me podría tomar en serio pues solo pondría en mí sus ojos para yasabenustedesque, ni de su corazón sería digna!!! les es mejor una cerveza que una mujer.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy cierto lo que dices, es una pena que se les moleste demasiado a las mujeres con piropos un tanto ofensivos, aunque como dices tu, ya aprendiste a no escuchar ni entender lo que te dicen.
Espero que pronto tengas tu carro para que no tengas que soportar todas esas acciones que te molestan.

Saludos de un Lector de tu blog
Bye

introcold dijo...

Muy buen post.
Lo mas desagradable que he visto es que unos señores cuarentones le digan cosas a chicas de 15 16 años.

En un tiempo determinado me voy a comprar una cámara, voy a grabar esos momentos y los voy a exhibir en la red, almenos de la laguna. Para ver si existe la vergüenza.

Rossette dijo...

anónimo: Yo también espero (y voy a) tener un carro pronto; otra vez y por otras cuestiones, no estoy saliendo tanto como antes y eso me quita un poco la molestia de tener que escuchar cosas y ver caras lujuriosas.

Ya vi con mi hermana el hacer una playera de esas que están tan de moda que diga: me das asco!! a ver si así entienden jojojo.

introcold: Bienvenido! Sí, los tipos "mayores" son especialmente indignantes, ¿que les pasa? se creen muy machos acaso al ponerse con quien es dificil defenderse? por más que trato me cuesta ponerme en los zapatos de esos hombres.

No, no creo que exista la vergüenza, de ser así hace mucho que habrían dejado de hacerlo, además no se si te ha tocado ver que los mismos padres le enseñan a los niños desde los dos o tres años a decirle cosas a las chicas... para ellos es algo natural y bien visto :(